El Dr. Fernando Fonseca Mañez (Caspe 1946/ Barcelona 2014). Cirujano Ortopédico, decidió dar sus manos y su corazón a los niños más desfavorecidos del planeta, escogiendo el humanismo por bandera, la medicina por profesión y la cooperación como religión.

Siendo muy niño, y por motivos profesionales de su padre que era  militar, fue a vivir al Norte de Marruecos. Allí conoció a un niño bereber: Alí, que se convirtió en su primer amigo y a quién  perdió con tan solo 7 años y básicamente por ser pobre. Mostrándole  la dureza e injusticia  de la vida.
Este primer golpe a su corazón de niño hizo que  tomara  la decisión de ser médico para ayudar a los más necesitados.  


 

"SÓLO SE PIERDE LA BATALLA QUE SE ABANDONA"

Dr Fernando Fonseca

Juventud e influencias

Amante del cine, a los 17 años descubrió en "Barbarroja" de Kurosawa al médico que él quería ser, uniendo Cine y Medicina. En la Universidad de Medicina de Barcelona se especializó como Cirujano Traumatólogo y Ortopeda en el año 1971. En París en Microcirugía y en Italia en Cirugía de la Mano para poder atender y curar a niños quemados, heridos de guerra, amputados, discapacidades y patologías derivadas de la extrema pobreza.

En su etapa de joven residente en el Hospital Público de Girona demostró su carácter arriesgado y decidido realizando con éxito en 1.985 el primer reimplante de mano.


 

Activismo y cooperación

Comenzó su participación activa en cooperación como Cirujano de Guerra con M.S.F. en Bosnia y Afganistán. Como Presidente de Médicos del Mundo Cataluña participó en Mostar, Cazin, Bihan , Bagdad, Marruecos, Chad, Sry Lanka, Palestina y Guatemala. En el año 1995, creó A.H.S. para organizar sus propias Expediciones Quirúrgicas Humanitarias actuando en África, India, Guatemala, Nicaragua, República Dominicana, Haití, Darfud, Cuba y Senegal complementando su participación activa en la tarea de sensibilización en escuelas, universidades, barrios y pueblos dentro y fuera del país con conferencias, congresos, entrevistas de radio, televisión y cine. Complementó su Acción Humanitaria en Barcelona actuando por la salud de la exclusión social: prostitución, cárceles, inmigración y refugiados.

Viajó durante 20 años a la República del Chad para tratar niños con secuelas de poliomielitis. Reconstruyendo brazos y piernas quemadas o amputadas por las minas. Buscó una solución a la alta desnutrición investigando un complemento alimenticio con el alga Espirulina y el polvo de baobap para la recuperación de niños desnutridos en la  fase del post operatorio en el Centro de Discapacitados de Moundou al lado del capuchino francés: padre Michel Gimbaud.

"SALUD NO ES SÓLO AUSENCIA DE ENFERMEDAD, ES UN ELEMENTO IMPRESCINDIBLE PARA DISFRUTAR DE LA CONDICIÓN HUMANA, ES DECIR, DISFRUTAR DE BIENESTAR FÍSICO, PSÍQUICO, EMOCIONAL, SOCIAL Y ESPIRITUAL"
Dr. Fernando Fonseca

En República Dominicana, colaboró durante 10 años en barrios pobres y marginados atendiendo a niños discapacitados con graves problemas de motricidad ofreciéndoles cirugía, ortopedia y fisioterapia. En Guatemala, exploró los discapacitados en las zonas más poco accesibles de montaña donde viven las comunidades Mayas buscando la solución quirúrgica-ortopédica para solucionar su mobilidad. En la India, en Bangalore, dió formación ortopédica a técnicos del Hospital de Bathalapalli de la  Fundación Vicente Ferrer. En Irak, después de su intervención quirúrgica durante la guerra, ayudó a reconstruir hospitales y siguió la evolución de niños heridos expatriándolos a Barcelona. En Cuba, hizo el asesoramiento en la fabricación de sillas de ruedas para los discapacitados de la isla. En el Hospital Rochd de Casablanca formó médicos  y en Catalunya formó cooperantes.

Su legado

Su pasión por la imagen le permitió encontrar una forma de expresión para denunciar los efectos de la guerra, la pobreza y exclusión social y empezó a documentar los trabajos quirúrgicos  de sus expediciones con videos y fotografías. En el año 2005 contactó con la cineasta Fina Sensada, experta en ficción y la invitó a hacer un seguimiento en Sry Lanka de los efectos del Tsunami. Poco tiempo más tarde pasó a ser su esposa.  A partir de este momento, Fina se responsabilizó de la logística y coordinación de las Expediciones Quirúrgicas Humanitarias del Dr. y realizó los trabajos audiovisuales que él le propuso como Productor y Cirujano. Juntos crearon la productora LAiLA Produktions y realizaron trabajos de sensibilización para Cine y TV uniendo Manos que curan y Ojos que miran hasta el final de sus días. Como Productor, algunos de sus trabajos participaron en diversos Festivales de Cine de todo el mundo.


 

“SEREMOS MÁS HUMANOS SI SOMOS COOPERANTES Y LLEVAMOS A NUESTRA COTIDIANIDAD UNAS RELACIONES CON NUESTROS IGUALES Y CON NUESTRO ENTORNO MENOS AGRESIVAS Y MÁS PARTICIPATIVAS, DESTERRANDO TODA FORMA DE DISCRIMINACIÓN Y DE MISERIA. SIN COOPERACIÓN NO HAY PROGRESO"
Dr. Fernando Fonseca

"MANOS QUE CURAN, OJOS QUE MIRAN"

Dr Fernando Fonseca

El Dr. Fonseca logró traspasar sus conocimientos y actitud médica y humana a un joven estudiante de Medicina del Chad: Djilouba, para que fuera el primer Traumatòlogo de este país y como buen  discípulo transmitiera su legado en Africa.


 

"AMO HISTORIAS QUE EN EL CORAZÓN SE COLOCAN, CONTRAYENDO SU MÚSCULO Y HACIENDO COSQUILLAS"

Dr Fernando Fonseca

El año 2010 un tumor en su cerebro frena su trabajo de cirujano afectando su motricidad y movilidad. Pero su  discapacidad  no le impide que en sus últimos 4 años de vida siga cruzando continentes dirigiendo Expediciones Quirúrgicas en silla de ruedas, hasta el  19 de julio del 2014 día en el que fallece.


 

Av Josep Tarradellas 13 Ent 2ª

08029 Barcelona Telf 607 085 473

info@fernandofonsecafoundation.org

Suscríbete a la newsletter